La Piel: Conoce un poco más sobre ella

¿Sabias que la piel es el órgano más extenso de nuestro cuerpo?

Pues sí, es la piel, puede sorprender un poco saber que es un órgano, pues pareciera que solo es la capa exterior del cuerpo o donde tenemos el sentido del tacto. Sin embargo, la piel es vital para nuestro organismo y tiene unas funciones muy importantes. En este artículo queremos hablar sobre la piel, su estructura y principales funciones.

¿Para qué sirve la piel?

Principales funciones La principal función de la piel es recubrir y proteger nuestro organismo, impidiendo que determinados compuestos consigan alcanzar nuestros órganos internos. Nos protege de golpes, arañazos y de la temida radiación UV.

 

Otra función importante es la de regular la temperatura corporal que conseguimos gracias a la piel por medio del sudor. De esta forma para perder calor y que el cuerpo mantenga su temperatura optima (37°) el sudor es de vital importancia. El sudor se produce en las glándulas sudoríparas que tenemos distribuidas por toda nuestra piel.

La barrera contra agresiones microbiológicas posiblemente sea la función de la piel menos conocida. Desde que nacemos toda la superficie de nuestra piel está cubierta por bacterias y virus, es a lo que llamamos microbiota. ¿Suena peligroso verdad? En realidad, en su mayoría son inofensivos para nosotros. Pero esa minoría es la que puede causarnos problemas, y es ahí, donde entra en juego la protección de la piel para evitar que puedan entrar en nuestro cuerpo. La síntesis de la Vitamina D, tan necesaria para los huesos es otra de las funciones de la piel.

 

Hablemos de su estructura

La piel esta formada por 3 capas.

  1. Epidermis: capa más superficial
  2. Dermis: capa intermedia
  3. Hipodermis: capa más profunda

 


La epidermis

Es la parte más externa y es la encargada de la protección ante bacterias y frente a la perdida de líquidos. La epidermis se asemeja a un muro, y los queratinocitos, las células que forman la epidermis, serían los ladrillos que lo forman.

Estos ladrillos se forman en la base de la epidermis y ascienden a la superficie, hasta que los eliminamos en el proceso natural de descamación. Entre los queratinocitos encontramos una argamasa de varios tipos de lípidos (grasa) que harían la función del cemento en un muro. A esta argamasa la llamamos lípidos intracelulares (colesterol, ceramidas y ácidos grasos)

La epidermis esta cubierta por el manto hidrolipídico, que es un fluido ácido formado por sudor y sebo, que actúa como barrera defensiva contra agresiones externas, contribuyendo a mantener la hidratación de la piel.

En Elementia Cosmetics tomamos muy en cuenta la importancia de mantener el manto hidrolipídico en
buenas condiciones
, pues el estado de este manto afecta directamente al estado de la epidermis.

 

La dermis

Es la capa intermedia, y además de ser la capa que le aporta mayor resistencia a la piel (es la capa de mayor grosor) su principal función es la de captar los alimentos para la capa superior, la epidermis.
En esta capa intermedia de la piel, es donde se encuentran los vasos sanguíneos, que traen los
nutrientes necesarios para las células de la epidermis.

También se encuentran las glándulas sudoríparas (fundamentales para regular la temperatura del cuerpo) y las glándulas sebáceas. Muy importante también la presencia de los folículos pilosos en la dermis, responsables del nacimiento del pelo.

 

La hipodermis

La hipodermis o tejido subcutáneo, es la capa más profunda. Está constituida principalmente por células denominadas adipocitos, especializados en la producción y el almacenamiento de grasa. Son verdaderas reservas de energía.

Cuando las grasas aportadas por los alimentos son muy numerosas, se almacenan en los adipocitos aumentando su tamaño. Este fenómeno causa el aumento de peso. Otro aspecto importante de la hipodermis a destacar es ser la unión entre la piel y los músculos y tendones.

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados